¿Cómo hace huelga un emprendedor o un autónomo? La primera dificultad es distinguir qué parte de tu día es trabajo y qué parte no. ¿Si no te lo van a pagar, es trabajo? ¿Tanta huelga hemos hecho ya?

Empecemos por dejar las cosas claras. Hay unos señores a los que les encargamos que hicieran un trabajo, y no solo no están entregando los resultados requeridos, sino que no están haciendo las tareas que presentaron en el proyecto inicial. Eso está mal, y hay que decirles que se vayan a su casa, que vamos a contratar a unas personas diferentes para este encargo. El problema es que se han hecho fuertes en el edificio y los trabajadores de seguridad están a sus órdenes.

El problema es que, sorpresa, esos señores están en el Gobierno, y no se quieren ir.

Responden argumentos con porrazos. Ya se veía venir cuando en Nochevieja compraron un millón y medio de euros en gas lacrimógeno y botes de humo (BOE).

¿Cómo hacer que un Gobierno te escuche? Si yo tuviera la clave, no estaría dedicándome al tema de las traducciones juradas por internet. Pero a lo que íbamos.

Hasta ahora me había tomado mi puesto como de servicios mínimos (¿no somos tan imprescindibles los traductores?). La jefa siempre es servicios mínimos, o eso me enseñaron mis padres. Es lo que permite a los demás irse y que no se hunda el barco. Pero ha llegado un momento en el que siento que tengo que tomar cartas en el asunto, o al menos dar ejemplo, o algo. Como persona no puedo dejar que pase como un día más.

Yo defiendo las protestas pacíficas, y estas medidas que yo voy a tomar, aparte de escribir esto puesto que aún puedo, lo son:

  1. No voy a comprar nada.

    • Yo como autónoma: como empresaria no tengo suficiente porcentaje en  mis sociedades para impedir que lo hagan, a menos que hagan huelga los de compras.
  2. No voy a vender nada.

    • Yo como autónoma: como empresaria no tengo suficiente porcentaje en  mis sociedades para impedir que lo hagan, a menos que hagan huelga los de ventas.
  3. No voy a contestar correos electrónicos de españoles.

    • A los demás se lo explicaré uno a uno, porque no se entiende fuera de España esto de las huelgas.
  4. No voy a hacer llamadas.

    • Me ha sugerido Berna Wang por Twitter que ponga el contestador automático, explicando que estoy en huelga.
  5. No voy a llevar a mis hijos al colegio.

Si no fuera por este último punto, podría ser uno de los días más productivos de mi carrera XD

PD: He descubierto que hay una web de empresarioscontralosrecortes.com y un facebook.

¿Y vosotros, qué plan tenéis para mañana, 14 de noviembre?